¿Cómo lavar un plumas? 3 claves para resolver la duda

Esquiadores, fanáticos de la montaña o frioleros en general tienen una cosa en común: suelen adorar a su abrigo de plumas. ¡Perfecto cuando el frío se pone serio! El problema llega cuando toca lavarlo: parece una prenda tan delicada que te da miedo casi hasta que el agua lo roce. ¡Pero no tienes nada que temer! Puedes hacerlo en casa con total seguridad. De hecho, si quieres descubrir cómo lavar un plumas fácilmente, solo tienes que seguir leyendo este artículo.

¿Cómo lavar un abrigo de plumas?

¿Cómo lavar un plumas en la lavadora?

Efectivamente, esta prenda tan aparentemente delicada la puedes lavar sin problemas en la lavadora. No obstante, desde Balay siempre te recomendaremos que primero leas detenidamente la etiqueta del abrigo. Y es que ahí encontrarás datos (muy) importantes para no dañarlo.

Si no hay ninguna indicación especial que tener en cuenta, mete tu abrigo en la lavadora al revés y con todas las cremalleras y bolsillos cerrados. Además, como consejo extra, puedes introducir el plumas con un par de pelotas de tenis para evitar que se apelmace.

¡Llega el momento de seleccionar el programa! En el caso de las lavadoras Balay puedes optar por dos programas: el de “Edredones sintéticos”, especialmente pensado para cuidar rellenos de plumas, o el de “sintéticos”.

Seguro que ya te has fijado en que en ningún momento hemos mencionado el suavizante. ¡Lo hemos hecho intencionadamente! Y es que debes saber que para lavar un plumas en la lavadora no es necesario. De hecho, tal y como puedes comprobar en este artículo, hay algunos programas que ni tan siquiera lo utilizan.

¿Cómo lavar un plumas a mano?

¿Has mirado la etiqueta de tu chaqueta de plumas y pone que lo laves a mano? No te preocupes, también podemos darte algunos consejos útiles para dejarlo impecable. En primer lugar, hazlo en un espacio grande como una bañera y utiliza agua tibia (incluso fría) con un poco de detergente.

Para finalizar, limpia y enjuaga bien la chaqueta para asegurarte de que no quedan restos de jabón. Lo más importante en este caso es que no caigas en la tentación de retorcerlo como método para escurrirlo.

¿Cómo secar un plumas en la secadora?

¡El proceso es casi tan sencillo como lavarlo! Eso sí, no te olvides de comprobar que se puede secar en la secadora. En caso afirmativo, estás de suerte: conseguirás un resultado óptimo en poco tiempo y no tendrás que enfrentarte al tradicional problema de las plumas apelmazadas.

Si tienes vía libre para hacerlo, la clave es utilizar un programa de secado lento y temperaturas no muy elevadas. ¿Por qué? Porque las plumas es un material que, por lo general, tarda bastante en secarse al 100%. Si quieres resultados excelentes, una vez más, incorpora un par de pelotas de tenis para combatir el apelmazamiento.

Por cierto, si te inclinas por secarlo al aire toma nota del consejo estrella de los que más entienden de chaquetones de plumas: ‘golpéalo’ constantemente, ahuécalo y muévelo mucho para que el grado de secado sea total.

¡Esperamos haber conseguido resolver todas tus dudas sobre cómo lavar un abrigo de plumas! ¿Todavía te queda alguna? Entonces es el momento de contactar con nosotros para que las podamos resolver. Elige el método que más te guste: llámanos al 976 305 712 o déjanos un comentario en la parte de abajo. ¡Haremos todo lo posible por ayudarte!

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete para estar al día de las últimas publicaciones de nuestro blog.

Dejar un comentario

 He leído y acepto la Política de privacidad.

Lavavajillas Balay de 45 cm

¿Pensando en cambiar de lavadora?

Compra ahora una lavadora con AutoDosificación y te regalamos detergente y suavizante para 1 año. Además, pruébala durante 1 mes y si no estás satisfecho, te devolvemos el dinero.

Consíguelo