Cómo mantener la ropa como nueva

Qué gusto da cuando llevas ese jersey de 2007 y alguien te dice: “qué bonito es, ¿dónde lo has comprado?”. Cuidar la ropa tiene como recompensa momentos de orgullo por esas prendas que, con el paso del tiempo, se conservan como recién salidas de la tienda.

Pero para que esto sea posible, debes llevar a cabo una serie de cuidados, no solo de lavado y secado, sino relacionados con la frecuencia de uso y la forma en que las guardas en el armario.

Secadora Balay para cuidar la ropa

No todo es blanco o negro

Todos sabemos que la ropa oscura y la clara deben lavarse por separado; pero hay otros criterios de separación que deben tenerse en cuenta a la hora de hacer la colada, como la composición de las prendas o el grado de suciedad. No podemos usar el mismo ciclo de lavado para el algodón que para las microfibras o la lana. Es cierto que, por tiempo y organización, no siempre podemos separar toda la ropa de forma rigurosa; pero si consigues que las prendas que metes en el tambor sean lo más parecidas posible, podrás elegir el programa más adecuado en cada caso.

Programas para cada prenda

Las lavadoras Balay disponen de programas específicos para el cuidado de tejidos sintéticos, lana, sport, almohadas, ropa oscura, etc. Puedes consultarlos con más detalle en este artículo.

controles secadora Balay

No todo está igual de sucio

Es aconsejable clasificar las prendas según su grado de suciedad, para poder aplicar un prelavado si fuera necesario, solo en aquellas coladas que realmente lo necesitan.

Mira siempre la etiqueta

Ante cualquier duda, recuerda seguir siempre las instrucciones de las etiquetas de las prendas y especialmente, prestar atención a la temperatura de lavado y secado, para evitar que la ropa encoja.

Para los colores oscuros…

Por norma general, la ropa de colores oscuros o vivos se lava del revés y con agua fría, para evitar que pierda intensidad, o que alguna prenda destiña sobre las demás alterando sus colores.

Para la ropa blanca…

¿Cómo mantener la ropa blanca como nueva? Lo más habitual es usar lejía, pero eso no te ayudará a conservar las prendas en buen estado, puesto que el cloro deteriora progresivamente las fibras de la ropa. Como sustituto de la lejía, si deseas devolver a tu ropa blanca su color original, puedes diluir una taza de bicarbonato en 4 litros de agua y sumergir la prenda completamente durante varias horas. Después, lava con el programa habitual.

Antes de meterla en el tambor

Hay cosas que pueden ayudar a que tus prendas se mantengan perfectas lavado tras lavado:

  • Darle la vuelta: lavar la ropa del revés no solo protege el color, sino que reduce el desgaste y mantiene a salvo los relieves, aplicaciones o estampados más delicados.

  • Abrochar botones y cremalleras para que no se enganchen y estropeen otras prendas durante el lavado.

  • Vaciar los bolsillos: un simple pañuelo puede dejarte la ropa llena de pelusas.

  • Utilizar una red especial para las prendas más delicadas, así conseguirás mantenerlas en perfecto estado durante más tiempo.

Al poner la lavadora

No sobrecargues el tambor. Existen lavadoras y secadoras de hasta 9 kilos por si necesitas hacer grandes coladas, pero no debes exceder la capacidad indicada para cada programa, por el bien de tu ropa y el resultado de lavado. Tampoco debes excederte con la cantidad de detergente, puesto que podrían quedar restos después del aclarado. Las nuevas lavadoras con dosificación automática eliminan este problema, ya que la propia lavadora se encarga de administrar la cantidad de detergente y suavizante necesaria durante aproximadamente 20 lavados, cuidando al máximo las prendas.

En la secadora

Conservar ropa secando en secadora

Al igual que las lavadoras, las secadoras Balay disponen de programas que se adaptan a diferentes tipos de fibras. Mientras mejor clasifiques la ropa, más riguroso será su cuidado. En este artículo te recordamos todas las prendas que pueden ir a la secadora… y las que no.

De vuelta al armario

Si has elegido el programa adecuado para tu colada, por ejemplo, camisas o cortinas, las arrugas se habrán reducido considerablemente, por lo que solo resta planchar teniendo en cuenta la temperatura máxima indicada en la etiqueta de la prenda.

Para guardarla en las mejores condiciones, la ropa necesita espacio para que el aire circule, no debe estar apretada. Las prendas que vayan colgadas deben estar en perchas adecuadas, no demasiado grandes ni pequeñas, para que no dejen marcas indeseadas.

Por último, si vas a hacer la maleta dobla cada prenda con el máximo cuidado, para minimizar las arrugas durante el viaje, y utiliza bolsas de plástico (como las de la tintorería) para proteger las prendas y tejidos más delicados dentro de la maleta o porta-traje.

Esperamos que con estos consejos puedas presumir de guardarropa impecable con prendas de todos los tiempos, desde lo más moderno al encanto de lo vintage, pero siempre en perfecto estado.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Balay utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies