Las mejores “recetas” para limpiar tu microondas

¡Qué rápido es cocinar con el microondas! Un par de minutos son suficientes para calentar los macarrones de ayer. Por desgracia, eso es justo lo que necesita la salsa de tomate para dejar el interior hecho un cuadro.

Como las obras de arte están mejor en los museos, vamos a darte unos consejos y trucos de limpieza para dejar reluciente tu microondas, en menos que saltan las palomitas.

Trucos para limpiar el microondas

El antimanchas más eficaz del mercado es… una tapadera

Cuanto menos ensuciemos, menos tendremos que limpiar. El simple gesto de cubrir los alimentos al calentarlos te puede ahorrar una buena sesión de limpieza. Si pones una tapa (apta para microondas), recuerda dejarla siempre entreabierta para evitar que se produzcan salpicaduras con el calor.

Te recomendamos que limpies justo después de cocinar, así evitarás que la suciedad se reseque dificultando la limpieza.

¿Nos metemos en faena?

De los creadores de “Pasos para limpiar tu campana extractora” y “Cómo cuidar tu lavavajillas” llegan estos fabulosos consejos, de diversa naturaleza y probada eficacia, para dejar tu microondas impecable.

Como para todo en esta vida, en la limpieza de microondas existen protocolos universales y, en paralelo, la sabiduría popular ha desarrollado todo tipo de fórmulas que queremos compartir con vosotros. Empezamos por lo más serio.

icono1 Métodos “oficiales”:

Existen productos de limpieza probados y recomendados que, además de ser eficaces, respetan los materiales. En la tienda online de Balay puedes encontrar, por ejemplo, un desengrasante concentrado, muy eficaz también eliminando grasa en campanas, azulejos y hornos.

icono1 Métodos alternativos:

Combinando los ingredientes ideales con un poco de sentido común, se pueden obtener unos resultados de limpieza realmente sorprendentes. Productos que se pueden encontrar en cualquier cocina, como el vinagre o el limón, poseen un gran poder desengrasante. Otros como el bicarbonato son muy eficaces eliminando olores. Aquí os dejamos nuestro particular recetario:

Receta para limpiar tu microondas número 1

Receta para limpiar tu microondas número 2

Receta para limpiar tu microondas número 3

Esta última receta es una Aqualisis casera en toda regla (salvando las distancias, porque limpiar el microondas no es como limpiar el horno).

Recuerda, en cualquier proceso de limpieza, aclarar bien el interior del microondas, para evitar olores y restos de productos.

Sea cual sea tu método favorito, no hace falta repetirlo a diario; pero conviene hacer una limpieza profunda con regularidad, porque hay alimentos que tienen un grado de acidez muy elevado y pueden provocar la corrosión de la cavidad del microondas si no se retiran con rapidez; este es el caso de las grasas, almidones, clara de huevo, etc.

Ahora, vamos por partes

Además de las paredes y el techo, el microondas tiene otras partes que deben limpiarse de forma específica. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

– Parte exterior del aparato
Agua con un poco de jabón. Secar seguidamente con un paño suave.

– Parte exterior de acero inoxidable
Agua con un poco de jabón. Secar seguidamente con un paño suave.
Recuerda eliminar inmediatamente las manchas de cal, grasa, almidón y clara de huevo. Puedes consultar estos consejos para la limpieza del acero inoxidable.

– Hendidura en la base del compartimento de cocción
Paño húmedo. Asegúrate de que no penetre agua en el interior del aparato a través del dispositivo de accionamiento del plato giratorio.

– Compartimento de cocción
Utilizar cualquiera de las fórmulas del apartado anterior.

– Plato giratorio y rodillo anular
Agua con un poco de jabón. Cuando vuelvas a colocar el plato giratorio, debe quedar bien encajado.

– Parrilla
Agua caliente con un poco de jabón, o producto limpiador para acero inoxidable, o en el lavavajillas.

– Cristales de la puerta
Limpiacristales

– Junta
Agua con un poco de jabón. Secar seguidamente con un paño suave.

Para terminar, te contamos un truco extra para quitar las manchas amarillas que a veces aparecen en el interior del microondas: empapa un algodón en quitaesmalte y pásalo por la zona amarillenta, hasta que las manchas desaparezcan. Recuerda limpiar los restos del producto y aclarar bien las zonas.

¡Ya está! Un microondas flamante y listo para preparar los más ricos aperitivos en un abrir y cerrar de ojos. ¿Necesitas algunas ideas?

Dejar un comentario

  

Suscríbete y no te pierdas nuestros artículos con ideas fáciles y rápidas que harán tu mundo más cómodo.

Uso de cookies

Balay utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies