Cómo elegir la batería de cocina perfecta

Al igual que un pintor necesita contar con unos pinceles adecuados y un material de calidad para crear sus obras, tú también necesitas una buena batería de cocina con la que confeccionar tus mejores recetas. Seleccionar un buen menaje para nuestra cocina es una de esas decisiones a las que hemos de dedicar tiempo y es que nunca es tarde para agregar sal a un plato que se nos ha quedado soso, pero cocinar en una buena o mala batería puede variar sustancialmente el resultado final de nuestra receta.

Menaje placas inducción

Para empezar, ¿batería de cocina para inducción o no?

A la hora de elegir, lo primero que hay que hacer es valorar que placa tenemos para así ver que batería es la que más se ajusta a nuestras necesidades. Si queremos una batería de cocina para inducción o para cualquier otro tipo de fuente de calor, hay que tener en cuenta que una batería de cocina para inducción es también compatible para cocinas gas, eléctricas o vitrocerámicas. Aunque en estos momentos no tengáis una placa de inducción en vuestra casa, puede que os resulte interesante a medio o largo plazo invertir en un juego de ollas y cacerolas aptas para inducción, para no tener que renovar vuestra batería al completo en el caso de que algún día decidáis pasaros a la inducción.

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar una batería de cocina de inducción?

El tamaño.
La placa de inducción ajusta la potencia que debe suministrar al recipiente, detectando la base ferromagnética del mismo. Por eso, si se quiere obtener un buen resultado de cocción, es recomendable que el diámetro de la base totalmente ferromagnética del recipiente se ajuste al tamaño de la zona de cocción. Si la zona de cocción no detecta el recipiente, prueba a colocarlo en otra zona con menor diámetro.

El material.
El material con el que está hecha la batería es esencial para que nuestros alimentos puedan cocinarse bien. Si por ejemplo, el recipiente tiene zonas de aluminio en la base, se reducirá el área ferromagnética. Esto hace que la placa de inducción no pueda detectar bien su diámetro y en consecuencia, el recipiente no llegue a calentarse bien.

La forma.
Como te hemos contado antes, es importante usar recipientes con base ferromagnética que se ajuste al diámetro de las placas. Pero aunque se ajuste, debemos tener en cuenta que al utilizar recipientes grandes con un área ferromagnética de diámetro más pequeño, estaremos calentando únicamente la zona ferromagnética, de manera que la distribución del calor puede no ser homogénea.

Si tu placa dispone de zona flexible, entonces puedes utilizar recipientes de mayor tamaño como por ejemplo un Teppan Yaki o un grill.

¿Hay algo más? Sí, la excelencia.

En Balay hemos desarrollado una batería de cocina pensada para sacar el máximo partido a nuestras placas de inducción.

Nueva batería de cocina para inducción

• Los nuevos recipientes Balay poseen una base gruesa y plana, de manera que hacen contacto completamente con la superficie de cocción y permiten que en la superficie del recipiente exista una distribución homogénea del calor.

• La base de todas las piezas del nuevo menaje son de tipo sándwich, por lo que ofrecen una base totalmente ferromagnética y como el diámetro de la base, gruesa y plana, podrás obtener toda la potencia que ofrece la zona de cocción al cocinar.

Ahora ya sabes cómo es la batería de cocina perfecta. Pero, ¡un momento! ¿Aún no tienes la placa? Si estás dudando entre comprarte una placa vitrocerámica o una de inducción, aquí tienes la respuesta:

• Las placas de inducción utilizan más del 75% de la energía en producir calor mientras que las placas vitrocerámica no llegan al 50%.

• Son más rápidas porque reducen el tiempo de precalentamiento a la mitad.

• Son más limpias porque la suciedad no se queda adherida a la superficie con tanta facilidad ya que la temperatura alcanzada es mucho menor que en otras placas.

• Son más seguras porque se desconectan solas en el caso de que se te olvide colocar el recipiente.

• Además, pueden pasar de un nivel de potencia 9 a un nivel de potencia 1 en apenas unos segundos, lo que las hace más precisas.

No cabe duda de que nuestros principales pinches de cocina y las responsables, en buena medida, del resultado de nuestras recetas son nuestros recipientes y utensilios y el electrodoméstico sobre el que cocinemos. Por eso, es importante elegir una batería de alta duración que nos asegure un acabado perfecto en todas nuestras recetas.

Y no lo olvides: cuando hayas comprado tu placa de inducción puedes registrarla en Balay Contigo para disfrutar de todas las ventajas y descuentos de esta zona personal donde tú eres el protagonista.

2 Comentarios

  • Buenos días acabo de ver las placas modulares y me encantaría saber mas, como x ejemplo que tamaño tiene el butano?

    Responder
    • Hola Sara, gracias por contactar con nosotros. En nuestro catálogo actual tenemos dos modelos de placa modular de gas. El 3ETG631HB que tiene un quemador gigante Wok de doble anillo de 4 kW, y el 3ETG632HB que tiene dos quemadores de gas, uno semi-rápido de 1.75 kW
      y otro rápido de 3 kW. Esperamos haberte ayudado, estamos a tu disposición. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

  

Suscríbete y no te pierdas nuestros artículos con ideas fáciles y rápidas que harán tu mundo más cómodo.

Uso de cookies

Balay utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies