Así es como fabricamos lavavajillas

Lavavajillas Balay
¡Todo es tan fácil desde que él está en casa…! la vajilla desaparece de tu vista y, cuando vuelves a abrir la puerta, todo está limpio y reluciente. Con el programa delicado, además, puedes meter hasta la cristalería más fina, y cuando la vajilla está muy sucia, pones el programa intensivo que te garantiza un resultado perfecto.

Pero la llegada del lavavajillas no solo acabó con la suciedad de los platos. También puso fin a las discusiones por ver quién friega hoy, las tensiones de pareja en la sobremesa, las incómodas montañas de platos en el fregadero, y las cocinas impracticables después de una comida familiar. Y por supuesto, redujo considerablemente el gasto de agua que se hacía cuando lavábamos todo a mano.

Un poco de historia

En 1886, Josephine Cochrane, esposa de un adinerado político norteamericano, se encerró en el cobertizo de su casa y dio forma al aparato con el que llevaba años soñando: un electrodoméstico que le permitiera lavar las delicadas piezas de su vajilla de porcelana china, sin que éstas sufrieran daños. Lo presentó en la Feria Universal de Chicago en 1893.

Al principio tuvo gran acogida en hoteles y restaurantes. Hoy en día se ha convertido en un aliado imprescindible en millones de hogares. Y es que, con las prestaciones de los lavavajillas modernos, se consiguen unos resultados de lavado impecables, ahorrando agua, tiempo y esfuerzo.

Balay empezó a comercializar un modelo importado de lavavajillas en 1967, era un electrodoméstico prácticamente desconocido en nuestro mercado y tenía un precio de 30.000 pesetas (180,30€)

En 1969 Balay nos convertimos en el primer fabricante español de lavavajillas.

Nos adentramos en el corazón de nuestra fábrica de Montañana para descubrir cómo se fabrica el electrodoméstico más popular de las últimas décadas.

Así fabricamos lavavajillas

Los robots ponen la precisión. Nuestros trabajadores, además, el corazón.

La acción transcurre en la fábrica Balay de Montañana, en Zaragoza, donde se fabrican lavavajillas, hornos eléctricos y placas de inducción. Además de proveer al mercado español, los productos que salen de esta fábrica se venden por todo el mundo.

A grandes rasgos, este es el proceso de fabricación de un lavavajillas Balay. Todo comienza con dos finas láminas de acero inoxidable:

icono1 Dos láminas de 0,4 mm vestirán el cubo interior del lavavajillas. Un robot dobla las láminas y una máquina de soldadura las une. En un proceso completamente mecanizado, la caja se va ensanchando poco a poco y adquiriendo la forma específica que tendrá como revestimiento interior del lavavajillas.
icono2 A continuación se hace el fondo (el panel trasero), partiendo también de una lámina de acero inoxidable. Para formar la cuba, el fondo se debe soldar perfectamente a las otras piezas por todo el perímetro, de lo contrario habría fugas de agua. Este proceso de fabricación tan riguroso da como resultado unas cubas totalmente estancas, garantizadas durante 10 años.

Lavavajillas Balay

icono3 Un trabajador coloca a mano las guías por donde deslizará el carrito de los platos. Como algunos materiales pueden ser cortantes, los trabajadores siempre cuentan con la protección necesaria, que en ocasiones puede cubrir casi todo el brazo.

puntos2
Máxima seguridad
Todo el proceso de fabricación cuenta con las máximas medidas de seguridad, con dispositivos como la barrera fotoeléctrica: un haz de luz que, si se interrumpe por el paso de una persona, hace que se pare la máquina para evitar accidentes.
puntos2-espacio-arriba-ok

icono4 A continuación hay que detectar si hay alguna fisura en la cuba que hemos fabricado. Para ello se aplica un líquido fluorescente sobre la pieza y, si hay alguna mala soldadura, esto se refleja en los detectores y la pieza se retira.
icono5 Después de un exhaustivo lavado (para quitar el líquido y otras impurezas), los robots colocan el aislamiento acústico que amortiguará el ruido de los chorros de agua del interior. El proceso de pegado de este material aislante se lleva a cabo en un horno que alcanza temperaturas de hasta 750°C.
icono6 Llegamos a la línea de montaje, donde 70 personas colocan, a velocidad récord, los detalles de cada lavavajillas: las aspas, el motor, el descalcificador, el alimentador de agua, etc. Se acopla el cuadro de mandos y se verifica todo lo que se ha colocado.
icono7 En una última comprobación automática nos aseguramos de que todo marche bien y, si algo falla, el aparato se retira para ser reparado.

puntos2
Blog_Fabrica_destacado1
En el laboratorio de la fábrica contamos con un lavavajillas de cristal, completamente transparente, que nos permite observar el lavado mientras una cámara graba en el interior para no perder detalle. Así se puede detectar cualquier anomalía en las fases de lavado.
puntos2-espacio-arriba-ok

icono8 De nuevo en la sección de mecánica, se fabrican los dos laterales exteriores del lavavajillas y el panel-puerta (¡este último está listo en apenas medio minuto!), y los trabajadores se encargan de colocarlo. En esta parte del proceso interviene nuestro especialista en montaje más televisivo: Carlos Alaiza, protagonista del último spot de Balay 🙂 .

Ya está prácticamente listo. Todo lo que has leído en este artículo se repite en Montañana 2.000 veces al día. Fabricar lavavajillas es un trabajo intenso, pero en el que los trabajadores de Balay ponen siempre un poquito de ellos. Y gracias a esto podemos presumir de una gama de lavavajillas fabricados en España, completos y eficientes, que han llevado la comodidad a millones de hogares. Lavavajillas que, una vez en tu casa, puedes registrar en Balay Contigo para empezar a disfrutar de todas las ventajas de hacerlo.

Lavavajillas listo

2 Comentarios

  • EMILIO PEREZ PICAÑOL el

    Tengo una secadora eléctrica Balay antigua (del año 1998) que funciona perfectamente pero a la que periódicamente hay que cambiar la correa de transmisión porque salta de la guía. El problema es que ya no encuentro recambios. ¿A donde podría dirigirme para averiguar (con el modelo de secadora) si es posible conseguir las correas?.

    Responder
    • Hola Emilio, gracias por contactar con nosotros. ¿Puedes indicarnos el modelo de tu secadora? Son una serie de números y letras que empiezan por E-Nr y que encontrarás en el interior de la propia puerta del aparato. Estamos a tu disposición. Un saludo

      Responder

Dejar un comentario

  

Suscríbete y no te pierdas nuestros artículos con ideas fáciles y rápidas que harán tu mundo más cómodo.

Uso de cookies

Balay utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies